DANNI OLIVIER PROYECCIONES DE LA HERMOSURA

lunes, 19 de diciembre de 2016



Dani Olivier quiere crear la imagen más hermosa posible. Es verdad, lo dijo él mismo. Para lograr este objetivo, Olivier ha desarrollado un estilo único y audaz basado en cuerpos femeninos esbeltos, proyectores de luz y diseños intrincados. 

Desde su comienzo temprano como un adolescente en un club de fotografía informal, semanal, fotógrafo con sede en París, la pasión de Oliver ha sido la fotografía tradicional con algunos giros. Aunque el artista experimental siempre se ha considerado un tradicionalista, está usando proyectores de luz y cámaras de última generación para capturar su propio diseño compuesto en los cuerpos de sus bailarines. Estas mujeres son su lienzo. Y está completamente desprovista de tendencias chauvinistas.

“El cuerpo femenino es hermoso, y estoy trabajando para producir bellas imágenes. El cuerpo de una mujer es eterno. Durante diez mil años, ha tenido las mismas curvas, la misma forma, el mismo ritmo y es algo para admirar. Desarrollé mi técnica con modelos hace 8 años. Sabía que había mucho potencial después de haber experimentado con algunas luces y diseños. Mi opinión sobre la armonía dentro de los proyectos es muy importante. La mayoría de las veces, es mi diseño y trabajo que se proyecta entre los cuerpos de estas mujeres, pero a menudo me inspiro cuando toman parte en el proceso creativo, cuando inician nuevas curvas, nuevos movimientos en el espacio y, en última instancia, un nuevo imagen."

El trabajo de Olivier es una exhibición perfecta de la devoción al arte intemporal y la apreciación de
la tecnología avanzada. Sus fotografías amalgaman la elegancia eterna de la forma femenina y los diseños de mapas a través de luces y proyecciones. La cámara digital, junto con su habilidad para preparar las líneas formuladas y los colores son los únicos "efectos especiales" a los que Olivier se dirige, esquivando por completo el habitual photoshop de post-sesión, sesión de retoque. Lo que se ve a través de la lente en el momento de la sesión es exactamente lo que se imprime. Podría ser su crianza en un cuarto oscuro, rodeado de libros de Man Ray mientras se enseña a sí mismo las formas de la fotografía, que le han sancionado el talento en bruto de los efectos especiales preconcebidos. Olivier tiene una sección de fundición, contrata bailarines con forma elástica, cubre sus cuerpos y el fondo en negro grueso y revela las cartas, goteos, espirales de color y la luz de su composición. Aunque estas imágenes se pueden considerar fácilmente desnudos, no es el "sexo" que se apodera de Olivier; Es la belleza y la necesidad de la piel desnuda.

"Cualquier tipo de ropa, ya sea lencería o camiseta, es un tipo de moda. Es una oda a un tiempo y una tendencia específicos y eso es exactamente lo que evito. No soy bueno en 'moda', esa no es mi dirección. Mi enfoque está en los elementos, en las huellas del movimiento”.

 El año pasado, la empresa relojera suiza, Corum, se acercó a Olivier con una propuesta. Querían colocar su fotografía en los rostros de sus relojes. Detrás de las figuras y las manos vivirían pequeñas creaciones de Olivier. Si bien esta es una ventaja inequívoca en el mundo del arte como negocio, fue la noción de un conjunto limitado de relojes que refleja la producción atípica de arte, que intrigó a Olivier y le permitió subir a bordo. Esta serie de relojes Corum, de edición limitada (de junio de 2016), que pronto será lanzada, ya ha traído a Olivier el interés de los coleccionistas no convencionales. La colaboración de Olivier y Corum será presentada en Baselworld, un reloj y joyería en Basilea, Suiza. 



Hay muchos planes para el futuro. Olivier está trabajando en la creación de cortometrajes con sus imágenes para incluir en su exposición, a la que llamará Movograms, junto con su serie titulada Lineograms, Projograms and Scanned. Olivier también tiene planes para incorporar nuevas formas corporales, incluso masculinas, en su exposición de 2017.
































































































FRANCOISE COLLANDRE EL LEER Y EL ESCRIBIR

miércoles, 23 de noviembre de 2016



Françoise Collandre. Pintora contemporánea francesa. Nació en París, en 1939 donde vive y trabaja. Se graduó en la Escuela Nacional Superior de Oficios Artísticos de París y expone desde 1981.Sus imágenes estilizadas de suaves colores, casi siempre figuras femeninas, expresan dulzura y emoción. Su inspiración según ella, le viene principalmente de su imaginación, sus recuerdos y sus sueños.

Sus pinturas, nos muestran un maravilloso mundo lleno de sensibilidad, de colores en perfecta armonía y de poesía, no exentas de un cierto misterio y una gran dosis de romanticismo, todo ello dotado de una gran carga energética.



En la mayor parte de sus obras representa esbeltas y delicadas mujeres en diferentes escenas de la vida diaria, para lo que utiliza una rica paleta de colores en la que predominan los tonos claros, la frescura y la luz, a los que compaña de líneas curvas y armónicas… los cuadros de Françoise, en cualquier caso, nos invitan a soñar.

Tras tomar nota y registrar en su mente lo que ve, ella cierra los ojos y escruta para provocar resplandores de la realidad en su cuaderno pleno de paz y abierto con dulzura.

Ha expuesto de forma individual y colectiva en numerosas ocasiones, en toda Europa y sus obras son disputadas por coleccionistas de arte de todo el mundo.



























































































COLECCIONES EXPUESTAS

 
NAVIO DEL ARTE
- by Templates para novo blogger