TOSHIYUKI ENOKI FUSION DE TENDENCIAS Y TRADICION

domingo, 2 de febrero de 2014

Toshiyuki Enoki  es un artista plástico y diseñador nacido en Tokio- Japón en el año 1961. Obtuvo su bachillerato en Artes con Premio de Diseño en 1986. En 1988 obtuvo su Maestría en Arte como graduado de la Escuela de Bellas Artes en la Universidad Nacional de Bellas Artes y Música de Tokio, Japón donde también logró su título como Investigador, en el Departamento de Diseño en 1989. Entre los años 2001-2004 fue Profesor del Departamento de Diseño de la misma institución, para finalmente dedicarse a tiempo completo a su producción artística. 

Educado en diferentes géneros de la pintura de laca, pintura tradicional japonesa y la pintura occidental, las obras de Toshiyuki Enoki son una fusión de lo nuevo y viejo, la realidad y el mito. Este artista se esfuerza porque sus obras sean un homenaje a los artistas tradicionales bien conocidos tales como Maruyama Oukyou.

Pinta cíclicamente, borra y transfiere imágenes para sus obras para crear una representación única de la atmósfera natural. Los detalles de las pinceladas y en general la superficie reflectante es una reminiscencia de las obras de laca que sirvieron de inspiración para el artista. Su paleta de colores cálidos y el pan de oro que se dispersa en su lienzo, crea una representación mágica y tranquila de su producción artística.

La obra de este artista refleja la historia pictórica del Japón. Toshiyuki Enoki recrea desde la era Muromachi donde se enfatizaba la pintura monocromática en tinta, con una profunda influencia de la cultura china  promovida principalmente por los monjes zen a través del estilo Sumi-e, pero que él mezcla con el período Azuchi-Momoyama caracterizado por la pintura decorativa de palacios, que hacía uso de láminas de oro sobre superficies a gran escala. Toshiyuki también las utiliza incluyendo también el lápiz de oro.

Ésta última tendencia pictórica fue patrocinada por los famosos shōgunes y fue elevada al rango de arte oficial. Toshiyuki Enoki  no olvida y también mezcla con la pintura decorativa Rinpa de la era Edo, que se centraba en temas tradicionales e impulsó el renacimiento del estilo Yamato-e. Para completar esta compleja unificación de estilos Toshiyuki Enoki introduce conceptos occidentales, tales como los personajes de cuentos de hadas, los seres mitológicos de occidente y los rasgos occidentales de sus modelos. Esto corresponde a mi criterio a una imaginería impuesta a inicios del período Meiji cuando se sufrió un cambio profundo debido a que el gobierno japonés promulgó una campaña de occidentalización fomentando la pintura Yōga en la que se promovía un enfoque en la cultura europea. Aunque ésta tendencia perdió fuerza a medida que surgió un género artístico opuesto que buscaba recuperar las raíces culturales japonesas que se habían debilitado y que se denominó Nihonga. A pesar de las diferencias estilísticas de ambos movimientos pictóricos, a finales de la era Meiji los dos géneros iniciaron un proceso de síntesis.

Esa síntesis se observa claramente en la obra pictórica de éste artista asiático que sabe crear texturas y contrastes utilizando los elementos y materiales característicos de su tierra, uniendo oriente y occidente en una imaginería única y particular.

Los invito a ver algunas de sus obras.






 

















































































0 comentarios:

COLECCIONES EXPUESTAS

 
NAVIO DEL ARTE
- by Templates para novo blogger