ANDY GILMORE Y SUS IMÁGENES QUE DERRITEN LA PUPILA

martes, 29 de enero de 2013




Si fueras diseñador, ilustrador y músico, sería Andy Gilmore. Este multifacético individuo ha logrado llevar su música a planos gráficos gracias a la geometría. Probablemente suene a que estoy desvariando y mis palabras carezcan completamente de sentido, pero es que el trabajo de Gilmore no podría explicarse de otra manera. Vórtices cromáticos que hipnotizan y hechizan al ojo al compás de notas digitales, es más o menos como se podría describir en palabras el trabajo de este artista.

Andy Gilmore al referirse a su arte expresa: “Siempre he pensando que es mejor trabajar en un ambiente multidisciplinario pues, de otra forma, es casi imposible crecer como diseñador o en cualquier profesión en la que uno se desenvuelva. Combinar perspectivas y apreciar la forma en la que otra persona se atreve a mirar el mundo, es una oportunidad que se debe aprovechar. Pero muchas veces hay quienes vienen a este mundo con talento de sobra y no necesitan de otros para llevar su trabajo a diferentes niveles.”
 Personas como Andy Gilmore, son capaces de producir ideas que fusionan sus múltiples dones con exquisita facilidad. El constante vaivén entre el diseño gráfico, la ilustración y la música, ha derivado en una compleja colección de imágenes digitales que derriten la pupila. La sincronía de su música y sus gráficos, así como la implementación de la secuencia Fibonacci a sus obras, ha hecho que en cada una de sus composiciones geométricas se perciba una sensación de infinitud y perfección, capaz de seducir para siempre los ojos del observador.
Sorteando espirales, triángulos y polígonos, la obra de este artista absorbe y deleita al espectador. No se ustedes pero nunca las matemáticas me habían parecido tan sublimes. Los trabajos de Andy Gilmore habitan en el reino de la complejidad matemática, remolinos brillantes, caleidoscopios imposibles, elegantes líneas futuristas sobre fondo negro que contienen una cierta musicalidad geométrica. Esta musicalidad no es casual pues Andy Gilmore es también músico, estando profundamente interesado en la física del sonido. En general sus obras están Compuestas principalmente de colores brillantes sobre fondo negro, parecen flotar como naves espaciales.
Preciosas composiciones geométricas y muy coloridas del neoyorkino, ahora todos sus trabajos andan rondando por la blogósfera pero me gustaron tanto que no me pude resistir a ponerlas. ¿Alguien sabe como logra estas cosas, si es mediante fractales, complejas ecuaciones matemáticas, elaboradas en programas de computación, donde  la tecnología se pone  al alcance de crear arte.
 


























































































































































 
 
 
 










 

PORAS CHAUDHARY PRIMAVERA DE COLORES

miércoles, 9 de enero de 2013








Una colorida celebración sagrada recogida por Poras Chaudhary, uno de los mejores fotógrafos indios actuales es la muestra que presenta el Navio del Arte. Además de sus numerosos trabajos, es conocido por plasmar en imágenes uno de las festividades  sagrados hindúes más coloristas del mundo, denominada  el festival de Joli.

Poras Chaudhary nació en una pequeña ciudad al Norte de India conocida como Kurukshetra. Vivió allí hasta ir a la universidad, donde se mudó a Chandigarh para jugar al cricket de manera profesional. Sin embargo se lastimo el hombro lo que hizo que regresara a su ciudad natal. Una vez ahí se compró una cámara digital (canon 350D). Desde entonces él y su cámara son inseparables.

El Festival Joli, o Festival de los Colores, es una fiesta religiosa hindú que se celebra durante la primavera en países como India, Nepal, Sri Lanka, además de muchos otros. Durante el día principal, llamado Joli o Dhulandi, los participantes se arrojan los unos a los otros polvos de colores y agua coloreada.

La primavera, durante la cual el tiempo cambia, hace que en la India se  crea que causa fiebre y síntomas virales,  así, el jugar lanzándose polvos coloreados tiene un significado medicinal, ya que los colores se hacen tradicionalmente de hierbas medicinales prescritas por doctores hindús.

Se prepara una bebida especial llamada thandai, conteniendo a veces Cannabis. Esta festividad ocurre en el quinto día de Luna Llena, marcando el final de las festividades envueltas en colores. Joli ocurre durante dos días a finales de febrero o de marzo. Según el calendario hindú,  es cuando hay que hacer una gran hoguera para recrear el arder simbólico del mal, mientras que la diversión de jugar con colores ocurre en el segundo  día.



































































































COLECCIONES EXPUESTAS

 
NAVIO DEL ARTE
- by Templates para novo blogger