IGOR MITORAJ Y LA TRADICION CLASICA POSTMODERNISTA

jueves, 16 de agosto de 2012


Las obras monumentales de este creador de origen polonés, aunque nacido en Alemania, recuperan el espíritu de Grecia, de Roma, de los grandes maestros de la escultura del Renacimiento y se inspiran desde una perspectiva contemporánea en los temas de la historia y la mitología. Sus esculturas parecen estar bajo la magia de una obra arqueológica recién sacada de una excavación, del fragmento escultórico en estado puro, a veces incompleto pero grandioso. Las Imágenes se componen de dioses y héroes, se instalan en las calles y plazas y proponen un gran interrogante a los ciudadanos ¿Es arte moderno?, ¿Es arte clásico?, seguramente se podría decir que es un arte ·Tecnoclasico” si pudiéramos definir dentro de un concepto o corriente artística. Aunque se trata de obras de reciente creación, toman la apariencia de piezas arqueológicas y nos recuerdan la persistencia, bajo la modernidad de hoy, de los grandes temas que preocupan a los hombres: la razón y la espiritualidad, la violencia o la belleza.

Igor Mitoraj nació en Oederan – Alemania- el 26 de marzo de 1944, en 1963 comenzó sus estudios artísticos en la escuela de Bellas Artes de Cracovia y donde era profesor el famoso pintor Tadeusz Kantor, uno de los grandes nombres de la plástica y la dramaturgia del siglo XX . De la mano de Kantor exhibió su trabajo por primera vez en 1967 en la galería de Krystofory de Cracovia. Se marchó a París y estudió brevemente en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París (Ecole Nationales Superieure des Beaux Arts), donde encontró una gran aceptación dentro del entorno artístico, en especial durante las manifestaciones de estudiantes de 1968. Fascinado por el arte y la cultura latinoamericana, pasó un año en México, lo que le hizo cambiar la pintura por la escultura. Volvió a París, más tarde realiza otra exposición individual importante (Galería La Hune), dedicada ya a la escultura.

En 1979 viaja a Carrara (Italia), y convierte al mármol como medio principal, sin dejar de trabajar en terracota y bronce. En 1983 instala su estudio en Pietrasanta. En 1986 participa con una sala personal de la Bienal de Venecia. Realiza otras muestras individuales en Milán (Compagnia del Disegno, 1987) y Nueva York (Academy of Art, 1989). En 2001 es nombrado ciudadano honorario de Pietrasanta y recibe el Premio Vittorio de Sica a su trayectoria artística. Su estilo parte de la tradición clásica pero introduce un toque postmoderno al truncar deliberadamente las extremidades, lo que en las obras clásicas es el resultado las vicisitudes que han sufrido a lo largo del tiempo.
































CLAUDIO BRAVO CAPTURANDO LA ESENCIA DE LOS OBJETOS Y FORMAS

viernes, 3 de agosto de 2012


Claudio Bravo Camus (Valparaíso, 8 de noviembre de 1936 - Taroudant, Marruecos, 4 de junio de 2011) fue un pintor chileno hiperrealista —aunque él mismo se definía como superrealista, ya que, a diferencia de los primeros, no empleaba la fotografía como modelo— vivió y trabajó en Marruecos desde 1972 hasta el día de su fallecimiento.

De familia de agricultores, vivió gran parte de su infancia en la zona rural de Melipilla. Entre los años 1945 y 1954 estudia en el Colegio San Ignacio, de los jesuitas, en Santiago. Estudió dibujo y pintura, por algún tiempo, con el pintor académico Miguel Venegas Cifuentes, pero Bravo es principalmente un autodidacta. En 1954, con apenas 17 años, realiza su primera exposición individual en el Salón Trece en Santiago.

En 1955 bailó con la Compañía de Ballet y trabajó para el Teatro de Ensayo de la Universidad Católica de Chile. Desde 1955 Bravo alternó su vida entre Santiago y Concepción, ciudad a la que se muda hacia 1959. Allí conoce al filósofo Luis Oyarzún, "de quien recibiría enseñanzas que impactarían su vida intensamente. En la década de 1960 se estableció como retratista en Madrid, donde tuvo inmediato reconocimiento por su asombrosa capacidad de crear verosimilitud. Su habilidad para representar objetos y formas complejas recuerda a Velázquez.

En 1968 Bravo recibió una invitación de Ferdinand Marcos, entonces presidente de Filipinas, para pintarlos a él y a su esposa, Imelda Marcos, así como a miembros de la alta sociedad filipina. Pero finalmente Bravo no retrató a los Marcos, pues no pintaba a partir de fotografías, sino que prefería tener al modelo en el lugar. Decía que había que capturar la esencia del objeto a pintar, y eso sólo se puede realizar teniendo frente al modelo.

En 1970 tuvo su primera exposición en la Staempfli Gallery de Nueva York. Luego de conocer y recorrer Marruecos junto al escultor Raúl Valdivieso, se trasladó a Tánger en 1972, donde compró una mansión de tres pisos del siglo XIX. Allí derrumbó muchas de las paredes y pintó de color blanco las restantes para potenciar la luz mediterránea, que está muy presente en sus pinturas.

En 2000 donó al Museo del Prado diecinueve esculturas greco-romanas, la más antigua de las cuales data del siglo VI a.d.C.6 Fue precisamente el 24 de mayo de ese año que, después de inaugurar la muestra La donación de Claudio Bravo, los reyes Juan Carlos y Sofía impusieron la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio al pintor. El más notable artista chileno contemporáneo junto a Roberto Matta, Bravo fue un pintor de extrardinario éxito y gran riqueza: tenía cuatro villas en Marruecos y un apartamento en Manhattan, y en 2004 Sotheby's vendió su pintura White Package (1967) en más de un millón de dólares.

Bravo se consideraba varios escalones más arriba que el pintor surrealista, como lo expresó en una entrevista que ofreció a "El Mercurio" en 2009. "Me siento muy por encima de todos los pintores latinoamericanos. Soy el más importante del continente y el más cotizado en el mercado internacional hace mucho tiempo. Matta muerto no llega a mis precios de vivo (...). Está demostrado que, en el terreno artístico internacional, me como vivo a Matta", dijo sin temor a la polémica.

La muerte sorprendió a Bravo en plena actividad, pero según confesó en 2009 la idea de ésta ya no le era lejana. "Estoy preparado para morir, si le viene la gana a Dios. Morir terminará con mi angustia de la creatividad, será acostarme y dormir bien eternamente. Estoy listo porque he cumplido con mis dones".







































































































































































COLECCIONES EXPUESTAS

 
NAVIO DEL ARTE
- by Templates para novo blogger