XI PAN Y EL PLACER INFINITO DE LA FIGURA FEMENINA

viernes, 3 de diciembre de 2010

Su obra artística tiene una sublimación del desnudo, mostrando su lado más sensual en un estado casi onírico. Aparecen en posiciones relajadas, ajenas a la mirada del espectador, perdidas en su placer infinito, dejándose arrastrar a los límites del subconsciente. Cada mujer pintada responde a la obsesión de provocar un viaje a la entrada de ese mundo erótico, donde la fiebre, el deseo, la pasión arden. La imagen se liga con el deseo, con el calor del erotismo, donde a través de las formas y colores nos hace que la sangre llegue a un estado en ebullición y no de frialdad al contemplar la obra. Sensaciones de ambos lados: la del artista y la del espectador. En el medio se sitúa la imagen, con poder autónomo, expansivo o compresivo de su ser interior.

Su obra nos da una definición justificable de lo que significa el cuerpo sagrado de una mujer. Y sin duda alguna al mirar sus trabajos se esforzarán por vincular el sentido de la imagen que representa a sus ojos la realidad que posee los sentidos.

Practica un estilo de pintura occidental, siguiendo el camino abierto hace años por su compatriota Pan Yuliang y yo diría que con notable influencia de Modigliani y también nos recuerda con sus trabajos a Matisse, klimt y a Schiele, nos deleita con un erotismo fresco, delicioso y lleno de guiños a Oriente y a Occidente.
Nacido en Wenzhou, China, Xi Pan estudió en la Academia Nacional de Bellas Artes en Hangzhou, un año más tarde se trasladó a la Academia de Bellas Artes de Moscú, donde obtuvo grado de Maestría en Bellas Artes.

































































4 comentarios:

COLECCIONES EXPUESTAS

 
NAVIO DEL ARTE
- by Templates para novo blogger