MAMANI MAMANI Y SU MUNDO ANDINO

domingo, 20 de junio de 2010

El Pintor artista Aymara bolivian ha dedicado su arte a expresar la visión Aymara del universo andino. El color representa a la mujer, al hombre, a la esperanza, el amanecer como el triunfo sobre la oscuridad de la noche, en otras palabras el color representa la vida. Roberto Mamani, conocido por su seudónimo, Mamani Mamani, deja en su extensa obra un halo alegre que pone al descubierto el rostro escondido del enigmático altiplano.

Notable artista del pincel tiene como sello personal el uso de los siete colores del arco iris que se plasman en la "wiphala", prenda indígena, representada en la bandera ajedrezada india que simboliza la unidad y la perfección del cosmos.

Su primer cuadro fue inspirado por sus recuerdos de juegos infantiles con la tierra, las rocas y el barro, y su visión sobre la vida cotidiana y de las tareas agrícolas de sus padres. Ha realizado más de 52 exposiciones en varios países del mundo. Ha merecido numerosos premios y distinciones. Es un artista autodidacta.

La Pachamama (madre tierra) es de una riqueza inagotable de su inspiración. Sus ancestros son una gran fuente; en especial suabuela. Ella no hablaba ni una palabra en español y se sentía muy feliz de ser una aymará profunda y leedora de la hoja de coca; vivió hasta los 80 años y no necesitó de un televisor, ni de refrigerador, ni de una computadora. Ella vivió en profunda armonía con el medio ambiente y siempre insistía en que había que respetar el equilibrio de la naturaleza.

Parte de los colores de los tejidos, de las formas y del simbolismo de la cosmovisión andina. Maneja los ritos y los códigos aymarás. Vuelve a poner de ejemplo a su abuela, que decía que los colores sirven para ahuyentar los malos espíritus y no quedarse en la oscuridad. A la Pachamama le gusta el color y, cree, es fundamental para todos los pueblos las ofrendas a la Pachamama, para que broten el color que pinta el planeta.

Alguien dijo que ‘Mamani Mamani ponía color a Los Andes, y es que ha habido una interpretación gris y ocre del altiplano. Por el contrario, el artista cree que el el altiplano es un pueblo con mucho color, con demasiado color, por lo que siempre está presente en cada uno de sus trabajos artísticos una visión auténtica de mi pueblo con la alegria de los colores.

Sus obras expresan sus adentros, de la sangre y de la tierra, manifestado en un lenguaje propio, por eso le gusta insistir en la idea de que su obra está impregnada de los colores del lenguaje de su pueblo, de las naciones latinoamericanas. Y para expresar ese lenguaje propio, pone como ejemplo la obra del colombiano Gabriel García Márquez, Premio Nobel, quien ha consolidado un lenguaje propio y es imposible enmarcarlo dentro de una corriente europea u occidental que tiene otros cánones, otras reglas, otra forma de percepción. Entonces, la pintura de Mamani Mamani es lo mágico de los Andes, lo sagrado de Los Andes, lo telúrico de Los Andes. Esa es su visión de su cultura.




















4 comentarios:

COLECCIONES EXPUESTAS

 
NAVIO DEL ARTE
- by Templates para novo blogger